Autor Ciclisme
24 Maig 2019 a 13:30

De la Cruz, ante su año de madurez

En su segunda temporada en el Sky, el sabadellense espera ayudar a que el equipo logre el Tour y, después, ser importante de cara a una Vuelta donde podría tener opciones.

David de la Cruz se ha preparado este 2019 a conciencia. Tras no terminar de despuntar en 2018, en la que fue su primera temporada en el mejor equipo del mundo, el Team Sky, el sabadellense espera tener un papel relevante en las dos últimas grandes vueltas del año, el Tour de Francia y, sobre todo, la Vuelta Ciclista a España.

A sus 30 años y tras la experiencia de haber sentido la presión de pelear como líder de su equipo la campaña pasada, De la Cruz tiene la madurez suficiente como para asumir de primeras el papel secundario que podría tener en el Tour, en caso de que sea uno de los seleccionados para ir, o uno de los principales en una Vuelta en la que aparecen ya un séptimo puesto y un decimoquinto en su palmarés.

Su presencia en el Tour, una duda

Para el Tour, parece que el Sky podría guardarse su baza y, o darle un papel muy secundario, sin apenas obligaciones, o ni siquiera contar con él. El hecho de que Egan Bernal, que iba a ser el líder en el Giro de Italia, no haya podido acudir a esta gran vuelta, ha cambiado los planes de un equipo que, eso sí, espera dominar las otras dos grandes vueltas, como así indican los pronósticos de Betfair, en donde la única competencia para Chris Froome en Francia parece ser su compañero Geraint Thomas.

Ahora el colombiano, uno de los mayores talentos jóvenes del ciclismo, correrá, seguramente, las otras dos carreras y, por lo tanto, podría tapar el liderazgo de David en la Vuelta. Aunque, primero habrá que esperar para ver qué decide el director del equipo, que podría optar por darle manga ancha a Bernal en el Tour a pesar de que también se espera que estén los otros dos campeones del conjunto británico.

Llegó al Sky en 2018 para optar a más victorias

Sin embargo, la calidad que el de Sabadell muestra cada vez que sube un puerto con su bicicleta, le podría acercar a ese objetivo que vino buscando cuando fichó por el Sky. De la Cruz quiere sentirse importante, pero también ser un ganador, poder llevarse etapas en Francia o España y alguna general en vueltas de una semana, por el momento.

Él aterrizó en este equipo para crecer como profesional y seguir ampliando su palmarés. Sin embargo, exigirle de primeras un podio o una disputa en una gran vuelta parece excesivo para un corredor que nunca ha acabado el Tour, donde solo ha participado una vez, o que apenas sumaba tres victorias en su llegada al Sky, cinco actualmente.

Por lo tanto, este año es en el que el ciclista sabadellense David de la Cruz debe confirmarse como uno de los mejores a nivel nacional, seguir madurando como profesional para intentar llevarse algún triunfo soñado y demostrar su gran valía en una escuadra plagada de grandes figuras

Switch to mobile version