Autor Opinió
15 Setembre 2014 a 18:00

¿Estudias o contactas?

Art_024_¿Estudias o contactas

(6 minutos de lectura aprox.)

El Uno: “Tengo un currículum impresionante y no hay forma de encontrar trabajo, ya no sé qué hacer, ni qué estudiar más… ¿cómo has encontrado trabajo tú tan rápido?”

El Otro: “Mi currículum no es tan impresionante como el tuyo, pero he hecho contactos…”

¿Estudias a lo loco algo que no te apasiona, porque alguien te ha dicho que eso tiene salida?… ¿te estás dejando todos tus ahorros en prepararte?…¿tus padres ya no pueden ayudarte a pagar tus mil formaciones?…¿estás empezando a quitar estudios de tu currículum porque te descartan en las entrevistas de trabajo?…¿podría ser que te hayas pasado de largo y te hayas dejado algo por hacer y no precisamente dentro de una academia?…

Bueno, quizás no te guste lo que voy a decirte, pero siento como una obligación el darte esta información, para que después tú hagas lo que creas conveniente ella. Puede haber varias opciones, pero yo veo claramente dos:

  1. Coger la información, reflexionar sobre ella y adaptarla a ti, poniendo todos tus conocimientos, tu experiencia y el talento que claramente tienes dentro de ti…o
  2. Despreciar la información, pensar que esto lo ha escrito un “zumbao” con demasiado tiempo libre, y seguir haciendo tu vida tal y cómo lo llevas haciendo hasta ahora

Tú eliges. La opción que elijas se convertirá en una decisión correcta por el simple hecho de ser tuya.

El tema está en que la inmensa mayoría de gente que he conocido y conozco, no han recibido ni un solo € de retorno de inversión, (ROI) de la carrera universitaria que han estudiado. Estudiaron durante una barbaridad de años, reforzando esa carrera con varias formaciones más, y hoy se desarrollan como buenos profesionales en algo que no tiene absolutamente nada que ver con todos esos años de vida que invirtieron en universidades y en diferentes centros de formación. No es que esto esté bien ni mal, es que es, y punto.

Quizás esto ocurre, porque en muchas ocasiones nos hacen decidir de forma rápida y estúpida sobre nuestro futuro profesional, cuando realmente lo que tenemos que hacer a ciertas edades, es divertirnos y conocer a gente sin parar

A mí, el conocimiento teórico me encanta y nunca me ha sobrado, esto está claro, pero tengo que ser sincero y práctico conmigo mismo; el conocimiento teórico sobre algo que me gusta o que me apasiona, no otro. Mi forma de plantearme mi área profesional es la siguiente:

Cuanto más efectivo sea en mi vida, en relación al tiempo que invierto en estudiar algo, o en trabajar en algo, más feliz seré y más completo me sentiré.

La efectividad es el equilibrio entre el proceso y el producto o servicio de algo, por tanto, para ser efectivos en el área profesional de nuestra vida, deberíamos estudiar algo que nos gustara durante un tiempo de “determinado sentido común”, y después todo ese proceso de estudio, convertirlo en un producto o un servicio, es decir, en algo que ofrecer para a cambio, recibir unos ingresos económicos relacionados con lo que hemos estudiado. Otra opción, es la de no parar de estudiar nunca eso que te apasiona, sin parar de recibir ingresos. Esto desde mi punto de vista, sería lo ideal en efectividad en el área profesional, pero no significa que sea lo correcto.

Fíjate que interesante es esta información que he extraído del libro de Leo Ravier, Arte y Ciencia del Coaching. Esto es lo que ocurre cuando te enseñan teoría, cuando te muestran esa teoría, y cuando aprendes teoría, te la muestran y a parte la experimentas:

Tiempo Lo dicho Lo dicho y mostrado Lo dicho, mostrado y experimentado
Se recuerda después de tres semanas 70% 72% 85%
Se recuerda después de tres meses 10% 32% 65%

¿Qué te parece?…cuando pasen unos años después de estudiar, sin trabajar, solo recordarás una mínima cantidad del temario que tantos años te costó aprender. Por eso para mí, es tan importante estudiar y trabajar en algo que forme parte de ti, algo que esté equilibrado con tus valores, que vaya con tu personalidad prácticamente desde que eras un niño; más que nada, porque cuando algo te apasiona, no permites que pase de moda, y si el sistema ha hecho que pase de moda, la clave está en ser un anti-sistema y encontrar la forma de adaptarlo al tiempo en el que vivas, pero no perder el foco de eso que te apasiona. Seguro que le darás las vueltas que tú creas conveniente, para convertir ese proceso de estudio, en un producto o servicio, de necesidad para el empresario que vaya a contratarte, o para la sociedad que esté esperándote sin saberlo.

Pero hay otra alternativa que se puede enlazar a esto que te he comentado y que ha funcionado toda la vida, y que no tengas la menor duda de que seguirá funcionando para los restos…COMPRAR TIEMPO DE VIDA MEDIANTE CONTACTOS INFLUYENTES

Por supuesto comprar tiempo es una metáfora. Cuando me refiero a comprar tiempo mediante contactos influyentes, me refiero a no invertir tiempo en algo, si puedes ahorrártelo y conseguir el mismo o mejor resultado invirtiendo el mínimo de energía y el mínimo tiempo de Vida. Para mí esto no es la ley del mínimo esfuerzo que tanto detesto, sino que es una forma inteligente de llegar a un sitio por otro camino alternativo.

Con esto, no me refiero a que te conviertas en el típico “enchufado inútil” que seguro que has visto, o verás, y que hace perder millones de euros cada año a los empresarios. No, me refiero a que ahorres ese tiempo para después demostrarle a quien apostó por ti, que es un claro ganador, pero claro está que tienes que encontrar a esa persona para que pueda apostar por ti.

En definitiva, la información que quiero que te lleves, es que estudiar por estudiar, no aporta nada, a no ser que el estudio sea una pasión tuya sin fines económicos. Si el estudio es tu pasión, no deberías permitir que nadie te la chafara, pero si te presionasestudiando solo con el propósito de encontrar un empleo, todo cambia. Esa teoría aprendida, pierde la mayoría de su potencial y quedará olvidada.

Siento decirte que te ha tocado vivir una época en la que adquirir conocimiento, se ha convertido en un negocio perverso que arruina en tiempo y dinero a muchos, quizás esto ya lo estés experimentando.

Quiero compartir contigo mi orden de prioridades en el área profesional:

  1. Localizar contactos influyentes.- ellos eliminan todos los engorrosos filtros por los que se suele pasar.
  2. Actitud proactiva, (aporto), y positiva ante los nuevos retos una vez dentro de la Organización. Esto robustece la confianza del que puso confianza en mí y le hace sentir ganador por apostar por mí.
  3. Puesta en práctica de toda la teoría aprendida, (formación académica).

Si tu columna vertebral, en lo que te apoyas y confías, son solo tus titulaciones, por lo menos yo, pienso que te estás equivocando, a parte de menospreciando, tú vales mucho más que unos títulos.

Invertir parte del tiempo en buscar contactos influyentes, es una de las mejores inversiones que se puedan llegar a hacer. Ya sea en la calle o en las redes sociales; retomar antiguas amistades, y perder el miedo a relacionarse con ellos. Nunca sabes qué puede estar haciendo hoy, ese que conociste ayer.

Muchos de estos contactos están cansados de buscar a gente “competente”; si tú se lo pones fácil y le ahorras a él tiempo, te lo agradecerán y te darán la oportunidad, porque ellos estarán comprando tiempo de Vida contigo.

Un contacto influyente en un momento dado, puede convertirse en la mejor de tus titulaciones.

Tú decides…

 J. López

Coach especialista en procesos OnetoOne

Perfil Linkedin

Switch to mobile version