Autor El poema
10 Agost 2014 a 09:00

Ayer noche

Ayer noche

Oh, Dioses gráciles,
siento tan vivo llegar mi cansancio, aún el Dios cae salvaje,
ceniza y volcán, tras elevarse, desciende la paz sin parapeto,
al debe clemente,

Oh, Dioses inmortales,
vislumbráis ideas sobre planos, tales formas y aquí, presentes!
Venidas sin molde, abiertas,
se conjunta brisa del rombo,
su noche, tan elogiable,
asombrosa hora esta, de largo,
el giro sobre tardor, llama contínuo,
el delirarse la piel,
sin oxígeno de quienes, tales
fuere sexo, como vanguardia,
y luviarse despacio, sosegando,
una cinta sin rueca,
donde los sueños, suaves giran…

VMA;
6 agosto 2014.
Cala tarida.
Sant Antoni de Portmany.
Eivissa.

Switch to mobile version