Autor Opinió
17 Març 2014 a 17:30

¿Cultura del esfuerzo?… Suena a que cansa…

“¿Vas mal de tiempo?…¿eres una persona ocupada?…¡¡¡olvídate de perder el tiempo en clases aburridas y gimnasios!!!…Aprende inglés durmiendo, adelgaza durmiendo, ponte en forma durmiendo…”

(5 minutos de lectura aprox.)

la cultura del esfuerzo

Considero que con el paso de los tiempos, vamos avanzando en conocimiento y tecnología, y esto hace que nos vayan ofreciendo cosas que nos ayudan a mejorar en nuestro día a día. Estoy de acuerdo que cuando hay algo mejor que lo que tienes en la actualidad, pues lo lógico e inteligente, es cambiarlo por lo nuevo, pero hay cosas con las que no estoy dispuesto a negociar, y la pérdida de la Cultura del Esfuerzo es una de ellas.

Cuando me siento con un cliente, no puedo evitar pensar en el maravilloso trabajo que tengo desde hace poquito tiempo, y en qué hubiese ocurrido si hubiese empezado a desempeñarlo hace bastantes años, antes de darme cuenta de que era esto lo que realmente quería hacer el resto de mi vida. A veces pienso que he perdido mucho tiempo haciendo cosas que realmente no terminaban de llenarme. Si hubiese empezado antes, llevaría muchos años disfrutando de este trabajo y ayudando a otros a que se diesen cuenta de que aquí estamos solo una vez, y tomasen conciencia de “para qué” están en este planeta, y cuál es el sentido de sus vidas.

Pero a la vez, también me vienen otras preguntas:

¿Qué hubiera pasado si hubiese empezado a desempeñar mi trabajo antes de vivir todas las experiencias que he vivido?…¿sería igual de fuerte?…¿cómo sería mi desempeño profesional si no hubiese fortalecido mi desarrollo emocional con algunas etapas de sufrimiento?…¿hubiese tomado conciencia de que es esto lo que quiero hacer?”…¿estaría hoy haciendo lo que hago?…

Me encantan las metáforas, con ellas todo es posible, no existe lo imposible. A raíz de ellas, me viene a la mente este cuento que quizás ya conozcas, y que si no te importa me gustaría refrescarlo:

“Un hombre encontró el capullo de una mariposa y se lo llevó a casa para poder verla cuando saliera de él. Un día, vio que había un pequeño orificio, y entonces se sentó a observar durante varias horas, cómo la mariposa luchaba por salir de capullo.El hombre observó que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño orificio del capullo, hasta que llegó un momento en el que pareció haber cesado la lucha, pues aparentemente no progresaba en su intento. Parecía que se había atascado. Entonces el hombre, con su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del orificio del capullo para hacerlo más grande y de esta manera por fin la mariposa pudo salir.Sin embargo al salir, tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas.El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y crecerían lo suficiente para soportar al cuerpo, el cual contraería todo lo hinchado que estaba. Ninguna de las dos situaciones sucedieron, y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas… Nunca pudo llegar a volar.Lo que el hombre con su bondad y apuro no entendió, fue que la restricción de la apertura del capullo, y la lucha requerida por la mariposa para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que estuviesen grandes y fuertes para que después pudiese volar…”

Desde mi punto de vista, el sistema está generando ejércitos de mariposas con alas muy pequeñas o atrofiadas, dependientes de alguien o algo, que las mueva del sitio en el que están atascadas.

Hace millones de años, éramos cazadores, y hoy, seguimos siéndolo, piénsalo…Los que vivimos en el “mundo civilizado“, nos olvidamos que en el mismo planeta hay gente que para comer sigue cazando. Somos iguales que ellos, y cuando la situación se nos complica, aun nos parecemos más. Genéticamente, estamos totalmente preparados para buscarnos la vida y salir de caza en la “civilización” en la que vivimos.

La toma de decisiones Libres y Responsables con el posterior Esfuerzo Constructivo en las diferentes áreas de tu vida, es lo que le da más o menos envergadura a tus alas, para volar a más o menos altura y a más o menos distancia.

Yo he sentido en mis carnes dos tipos de Esfuerzos y me he tomado la Libertad de bautizarlos:

  1. El Esfuerzo Constructivo, que realizas cuando  te propones conseguir algo, o mejorar en algo que te gusta y te apasiona. El que llevas a cabo con motivación y ganas, y en el que notas que el tiempo pasa de forma excepcionalmente rápida porque disfrutas durante la construcción de algo que tú has decidido construir. Acaba convirtiéndose en un FLUIR.
  2. El Esfuerzo Destructivo, que llevas a cabo cuando realizas tareas que no están alineadas con tu talento, y te sientes obligado, o directamente te obligan a hacerlas. Te sientes sin energía totalmente agotado, por tu bajo nivel de motivación. En definitiva, porque no disfrutas con lo que haces. Este esfuerzo sostenido en el tiempo, puede acabar con la pérdida de tu salud.

Para que consigas encontrar el sentido de tu vida, y enfocarte en él, necesitas saber qué es lo que realmente te apasiona. Necesitas tener unas alas con la envergadura suficiente para moverte con Libertad. Entonces es cuando pondrás en marcha el Esfuerzo Constructivo. Y para que esto ocurra, como en el cuento de la mariposa, tienes que salir por tus medios naturales de tu capullo.

Sé que es más cómodo salir de ese capullo con ayuda de otro, pero recuerda que al igual que la mariposa, no tendrás la fuerza suficiente para desarrollarte por ti mismo, te convertirás en un ser dependiente de otro que en su día sí que salió por sus propios medios de su capullo, y que es realmente fuerte.

Sé que hay defensores de los avances, que comentan que todo el tiempo que se perdía antes en ciertos aprendizajes, ahora se invierte en hacer otras cosas que sirven para ir un paso adelantados e ir más rápidos. Yo también defiendo los avances, pero no en lo referente a eliminar el proceso creativo de la metamorfosis, durante tu aprendizaje natural, es decir, en el salir de tu Capullo.

 

J. López

Coach especialista en procesos One to One

http://www.linkedin.com/pub/julian-lopez/50/52/52a

Switch to mobile version