Autor El poema
21 agost 2016 a 10:00

TELÉFONO

0 Flares 0 Flares ×

Poema Koldo Telefono

Tu mirada tiene algo de serena

despedida. Tal vez

esperas tan sólo el clic de la cámara

para girarte. Sabes que el teléfono

cuelga en esa cabina rojo Londres

coronada en lo alto con la insignia

real. Te has abrigado para el viaje

previendo la inclemencia de estas fechas

y cualquier incidente en el camino.

Cuando cruces la portilla y tu voz

se aleje por los hilos, sólo entonces

habremos comprendido que el envite

era definitivo.

Y así descifraremos en tus ojos

ese gesto que deshiela los miedos

y colecta el amor como equipaje.

 

Aguarda, ralentiza este momento,

prolonga esa mirada que nos salva

de la angustia, del frío de la ausencia;

tiempo habrá de coger ese teléfono

y contestar -sabiendo de antemano

la respuesta-: Bai, esan… *

 

(*) Sí, diga…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×