Autor El poema
24 abril 2016 a 10:00

CAL Y CANTO

0 Flares 0 Flares ×

poema koldo cal i canto

Cómo duele ese grito

de luz en la calle. Mujer de negro,

que acarreas la carga

de la vida en tus piernas. ¿Te redimes

en el blanco de gloria o es tu luto

testimonio de un entierro en cal viva?

Derrama tu rostro resignación

por estas aceras que sólo suben.

Este horizonte amputado reclama

el bálsamo ondulante

de los olivares que, entre colinas,

mitigan la aridez petrificada.

Al fondo, señalado por el sol,

alguien espera quizás un rescate.

Banderolas tendidas

anuncian, sin fe, el recibimiento.

A lo lejos tal vez

viene cantando un río,

tal vez calla y se va.

Koldo Pla

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 0 Flares ×