Autor Articles i estudis
26 febrer 2016 a 14:00

¿Qué gastos puedo deducir en el IVA?

3 Flares 3 Flares ×
¿Qué gastos puedo deducir en el IVA? // Imatge flickr.com

¿Qué gastos puedo deducir en el IVA? // Imatge flickr.com

Todo autónomo tiene la obligación de presentar declaraciones trimestrales y anuales del IVA, y suele darse con cierta frecuencia una misma situación; que el profesional tenga dudas respecto a los gastos que puede deducirse en esta declaración. En este sentido, es muy aconsejable tener claros los requisitos que debemos cumplir para que un gasto pueda ser considerado deducible, demostrando que corresponden a su actividad profesional y no a su vida privada.

Para que un IVA soportado tenga la consideración fiscal de deducible, éste deberá estar vinculado a la actividad económica desarrollada y encontrarse convenientemente justificado, así como registrado en la contabilidad que con carácter obligatorio deben llevar los contribuyentes que desarrollen actividades económicas.

Los gastos en los que puede deducirse el IVA son, como ya hemos explicado, aquellos vinculados a nuestra actividad tales como los consumos de explotación, arrendamiento del local utilizado para la actividad, servicios de profesionales independientes, o los pagos a los proveedores.

¿Pero todo gasto vinculado a la actividad de nuestro negocio es deducible? La respuesta es negativa, porque existen otros gastos que por su naturaleza su IVA no es deducible, como es el caso de los sueldos y salarios y Seguridad Social (un gasto exento de IVA, que por lo tanto no computa para ser deducido), los gastos financieros o primas de seguros (que tampoco tienen IVA), o los servicios de desplazamiento o viajes, hostelería y restauración.

En cualquier caso, debe saber además que para deducirse el IVA es imprescindible tener justificado el gasto mediante una factura, y que ni las facturas simplificadas ni los tiquets de caja nos permitirán acreditar ese gasto, ya que no identifican a quién ha realizado el gasto.

Además, debe tener en cuenta en todos los casos que la deducción del IVA debe realizarse en un periodo máximo de cuatro años desde la emisión de la factura, o de lo contrario se perderá el derecho a deducción. Puede darse además la circunstancia de que algunos gastos, a priori deducibles, acaben no siéndolos al incumplir algún requisito formal como facturas no validadas, errores en la contabilidad o justificantes no válidos por carecer de algún dato obligatorio. Si se enfrenta a una situación de estas características, debe saber que el conocido como proceso de rectificación le permitirá convertir en deducibles esos gastos que podrían haber quedado excluidos.

Toquero Assessors

3 Flares Twitter 0 Facebook 3 LinkedIn 0 Pin It Share 0 Email -- 3 Flares ×